martes, 22 de mayo de 2012

Pasta de hojaldre

Pasta de hojaldre
Utilisima recetas en esta ocasión les trae como hacer la pasta de hojaldre, que les servirá para hacer diversos postres.
Se toman 300 gramos de harina fuerte tamizada (y un poco más para espolvorear la mesa), 300 gramos de manteca de vaca así como de gramos de sal, una yema de huevo (se puede prescindir de ella), así como un vaso no muy grande de agua fría. Utilisima es la harina, pues se pone sobre la mesa, y formando con la mano un círculo, se echa dentro la sal, la yema de huevo, un trozo de manteca del tamaño de una nuez y el agua.
Se remueve todo, mezclando los ingredientes con la punta de los dedos separados e incorporando un poco más de agua, procurando que la pasta tenga resistencia y resulte un poco compacta. Se amasa bien, apoyando la mano o las manos sobre la mesa, hasta que resulte la pasta suavísima al tacto. En este momento y haciendo una bola a la que se da dos cortes en forma de cruz, se deje reposar diez o quince minutos, tapándola con un paño. Es importante observar que es preferible que sea algo blanda antes que dura la manteca, como medida de seguridad (sobre todo en verano) se pone en sitio frío ó en agua con hielo, media hora antes de amasar la pasta.
Se estira la pasta con el rollo de hacer pasteles y en el mismo centro se coloca la manteca, habiéndola amasado un poquito en un lado de la mesa untada ligeramente de agua y dándole forma cuadrada y aplastada. Se tapa por completo con los bordes de la pasta sin que se vea nada de manteca. Se aplasta suavemente con el rodillo y se estira, espolvoreándola ligeramente con harina, hasta obtener el espesor de un centímetro más o menos y siempre a lo largo. En este punto, se pliega o dobla un extremo de esta pasta a su tercera parte y el otro extremo sobre el primero, quedando la pasta doblada en tres pliegues que es lo que se llama sencilla.
Entonces se vuelve a estirar la pasta a lo largo sobre su mismo ancho, hasta volver a tomar el espesor del momento en que se le dio la vuelta. Se le da una segunda vuelta exactamente igual a la primera se tapa con un paño y se deja reposar cinco minutos. (En verano es utilisima que al acabar de dar las dos vueltas a la pasta, sí no se dispone de cámara frigoríficas colocar la pasta en una placa espolvorea de harina y encima de hielo picado. Sobre la pasta se pone una hoja de papel de barba y encima otra placa, poniendo también hielo picado).
Reposada la pasta se le vuelve a dar dos vueltas más sencillas, es decir, idénticas a las primeras y segundas quedando la pasta utilisima para emplearse.
Categorias: POSTRES, RECETAS utilisima recetas facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada